Blog

Comercio electrónico en el sector agrícola: Oportunidades para las PYMEs de países en desarrollo

El comercio electrónico y la telefonía móvil han transformado la vida de muchas personas en los países en desarrollo.

El acceso a Internet y la telefonía móvil contribuyen a mejorar las condiciones de vida de las personas pobres, mediante mejores comunicaciones y un acceso mayor a la información. Muchos agricultores pobres pueden ahora obtener mejores precios por sus cosechas, al tener acceso a la información sobre los precios de mercado. Un ejemplo a este respecto es la empresa africana TradeNet, una plataforma de comercio radicada en Ghana.

Internet y el teléfono móvil han generado además gran número de microempresas que ofrecen trabajo a personas con poca preparación y escasos recursos, como la venta de tiempo de comunicación por teléfono y la reparación o acondicionamiento de los aparatos.

El acceso a la información sobre los precios y las existencias ayuda a los agricultores a reducir el riesgo de subvaloración y de un suministro excesivo o demasiado escaso de sus productos en un determinado mercado.

La información transmitida por teléfono móvil abarca también el acceso a sistemas de alerta temprana que permiten reducir el riesgo de pérdidas debidas a condiciones meteorológicas extremas o a la propagación de determinadas enfermedades.

La expansión de Internet y el comercio electrónico

Usuarios de internet en el mundoEn 1991 Internet tenía menos de 3 millones de usuarios en todo el mundo y la aplicación de Internet al comercio electrónico era nula.

  • En 1999, se estima que tenían acceso a Internet 300 millones de usuarios, una cuarta parte de los cuales realizaron compras en línea en sitios de comercio electrónico por un valor aproximado de 110.000 millones de dólares EE.UU.
  • Según los datos publicados en el informe de la OMD, el presente año las ventas de comercio electrónico de empresa a consumidor superarán los 1,25 billones de dólares EE.UU.


Algunas ventajas de la utilización del comercio electrónico por parte de las PYMEs

  • El comercio electrónico puede contribuir decisivamente a que las economías en desarrollo obtengan mayores beneficios del comercio. A diferencia de lo que se necesita para gestionar un negocio en un edificio físico, el comercio electrónico no requiere inversiones del minorista en espacio de almacenamiento, seguros o infraestructura. La única condición previa es contar con una vitrina adecuadamente diseñada en la Web para llegar a los clientes.
  • El comercio electrónico hace posibles mayores márgenes de beneficio, ya que los costos de explotación son sensiblemente menores.
  • Otra ventaja complementaria del comercio electrónico consiste en que hace posible un servicio de atención a los clientes mejor y más rápido.
  • En algunos casos los clientes pueden tener acceso directo a sus propias cuentas personales en línea y no tienen que llamar por teléfono a la empresa, lo que puede ahorrarles tiempo y dinero.
  • La incorporación de servicios en línea a los clientes, como servicios de entrega urgente de paquetes en 24 horas, puede entrañar también ventajas comerciales. Tales servicios pueden ser complementados por un servicio de seguimiento que permita a los clientes comprobar en línea la situación de sus paquetes. Esos servicios generan un grado adecuado de satisfacción de los clientes con un esfuerzo muy pequeño de la empresa.

Para más información, se puede consultar el informe de la Organización Mundial del Comercio: El comercio electrónico en los países en desarrollo: Oportunidades y retos para las pequeñas y medianas empresas

Arriba
Add Comment Register



Deja un comentario

Los campos obligatorios entán marcado con *.


tres + = 5


Arriba